Prospectiva Marketing Luis Miguel Zuluaga

Archivo del Blog

viernes, 6 de noviembre de 2015

Marketing - Prospectiva - Apropiación

Son tres palabras con las que los líderes de las organizaciones tienen que lidiar a diario.

En qué momento se hablan estas tres palabras? Respuesta fácil... En el diario de cada organización; bien sea consciente o inconscientemente los colaboradores de una organización se relacionan con estas tres palabras.

Cuando se idean estrategias para vender mejor determinado producto ya se están realizando los primeros asomos de marketing, empírico o especializado pero ahí está y solo sabremos si lo que se hace está bien cuando el mercado arroja su respuesta, la cual puede ser positiva, o un breve aviso de que algo va mal como también puede mostrar que el camino elegido no fue el correcto y que ya no hay vuelta atrás.

En el tema de prospectiva muy posiblemente existen un mayor número de organizaciones que no lo ejerzan o que lo hagan con un mayo grado de inconsciencia, debido a lo nuevo de esta disciplina y a la importancia que se le debe dar para poder dejar de tener preocupaciones por lo que pasa en el día a día y darse un tiempo para pensar en lo que vendrá y en las decisiones que se deben tomar desde hoy para lograr que ese futuro favorezca la empresa.

Y  donde convergen las anteriores es en la capacidad de apropiación, y se debe a que cualquiera de las palabras anteriormente mencionadas sin apropiación, muy seguramente no tendrían éxito.

El grado de apropiación que el equipo de trabajo le de, bien sea a una estrategia de marketing o a un escenario estratégico hacia el cual al organización se debe volcar, será el que defina la posibilidad de éxito, y es precisamente de aquí de donde nace el realizar los procesos estratégicos con una alta participación de los equipos de trabajo, los cuales serán en últimas los que deben cargar con la responsabilidad de sacar adelante desde una estrategia de endo marketing, o de marketing digital, o de prospectiva estratégica, por dar algunos ejemplos, en busca de obtener mejores resultados para la organización en el presente y que sean sostenibles a futuro.

Escrito por: Luis Miguel Zuluaga


Que pasa cuando mi empresa piensa en el futuro?

¿Qué pasa cuando mi empresa piensa en el futuro?
¿Qué pasa si un equipo de trabajo piensa en el futuro de la organización?
¿Qué pasa si nos tomamos el trabajo de pensar que será de nuestra empresa en el futuro?
¿Que pasa si dejo de preocuparme de lo urgente y empiezo a pensar en lo importante? por ejemplo el futuro, mi futuro, el futuro de mi organización, nuestro futuro...

Podría atreverme a decir que pensar en el futuro solo traerá cosas buenas para una organización o una persona debido a que abre la posibilidad de contemplar situaciones, hechos y acontecimientos que solo llego a tener en cuenta cuando le dedico tiempo a analizar cual será el devenir que me espera...

Para pensar en el futuro lo primordial es poner la mente en modo futuro, hacer que el equipo de trabajo fije sus mentes en lo que viene, dejando un momento de lado las preocupaciones diarias y lo temas urgentes del día a día. El solo hecho de generar un espacio para tratar este tema ya es una ganancia, y es ganancia porque tener en cuenta posibles acontecimientos futuros y analizar las consecuencias que estos traerán a mi organización solo arroja nuevos puntos de vista y nuevas formas de afrontar lo que hoy se hace; y es que el futuro nos espera, solo debemos elegir hoy, elegir estudiar el futuro, elegir dedicarle tiempo a la estrategia, elegir dejar de apagar incendios de las urgencias diarias, elegir estar preparado para lo que viene y trabajar desde hoy para sacarle el mayor provecho posible a ese devenir que nos espera.

Incorporar el pensamiento estratégico en la mentalidad de una organización permite observar, identificar estudiar y tomar decisiones estratégicas para mejorar el comportamiento futuro y la forma de afrontar los retos.

Pueden tomar este artículo como introducción a futuros en los que les hablaré un poco más a profundidad del pensamiento estratégico y cómo se articula con la prospectiva y el marketing.

Escrito por: Luis Miguel Zuluaga



lunes, 19 de octubre de 2015

Prospectiva / Un pésimo ejemplo

No deja de parecer increíble que la nación más poderosa del mundo, la que lleva la voz cantante en los asuntos internacionales y tiene la economía más grande de todas, se comporte como una ‘republiqueta’ de tercera categoría a la hora de manejar sus asuntos internos.
Pero eso fue precisamente lo que ocurrió esta semana, después de que las bancadas demócrata y republicana fueran incapaces de ponerse de acuerdo en Washington en torno al presupuesto.
Como consecuencia, el Gobierno federal se vio obligado a reducir sus actividades al mínimo, algo que incluyó el darle vacaciones obligatorias a cientos de miles de empleados y cerrar todo tipo de edificios y monumentos.
Aun así, el daño puede ser manejable si el impasse es de corta duración y los congresistas logran llegar a un acuerdo rápido.
Pero el problema va mucho más allá. Una vez se vuelve a demostrar que la polarización en el Capitolio es de tal magnitud, que aun las decisiones más elementales se pueden sacrificar en aras de hacerle daño al contrario.
En el caso presente, la piedra de la discordia es la política de salud impulsada por la administración de Barack Obama, pero en un futuro cercano puede ser cualquier otro motivo.
De hecho, los analistas miran con cierto nerviosismo la aproximación del 17 de octubre, fecha en la cual es necesario elevar el techo de la deuda pública con el fin de que Estados Unidos no incumpla sus obligaciones.
Aunque los líderes de una y otra bancada han afirmado que no hay por qué preocuparse, la verdad es que sí, sobre todo cuando la sensatez parece haber pasado a un segundo plano.
Ante esa situación, solo queda hacer votos para que en los próximos días se puedan tender los puentes que conduzcan a un entendimiento.
De lo contrario, no solo la economía estadounidense, sino la mundial, acabará pagando los platos rotos, ante la intransigencia de unos pocos que juegan con fuego y arriesgan con incendiarlo todo.
Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Fuente: http://www.portafolio.co/opinion/prospectiva-un-pesimo-ejemplo

Prospectiva / La cautela es necesaria

Una demostración de cómo han cambiado las cosas en el mundo tuvo lugar en los últimos días, con ocasión del viaje a Europa que hizo el presidente Juan Manuel Santos.
Tanto en la visita de Estado que lo llevó a Portugal, como en su estadía en España, en donde atendió varios compromisos, además de asistir a la Cumbre Iberoamericana, el mandatario llegó con múltiples consejos.
Los más reiterativos tuvieron que ver con la crisis económica que golpea al Viejo Continente, en general, y a la península ibérica, en particular.
Para el líder colombiano, la experiencia vivida por América Latina en décadas pasadas y por Colombia a finales del siglo, dejó valiosas lecciones que deberían ser aprovechadas al otro lado del Atlántico.
Así lo dijo en el puerto andaluz de Cádiz, durante un almuerzo organizado por la cadena Ser.
Según Santos, el principal desafío que tienen los países europeos con altos niveles de endeudamiento es construir planes de largo plazo que sean creíbles, un elemento indispensable a la hora de reconstruir la confianza.
Por otra parte, quedó claro que la región latinoamericana, que en el pasado fuera fuente de tantos problemas, ahora constituye parte de la solución.
El buen desempeño de naciones como México, Perú, Chile o la propia Colombia es un aliciente para el sector privado español o portugués a la hora de invertir y encontrar oportunidades de crecimiento.
Pero, al tiempo que fue reiterada la invitación para probar suerte en esta parte del mundo, no faltaron las advertencias de que no en todas partes las cosas son fáciles.
Casos como el de Venezuela, con su ánimo de nacionalizar empresas, o el de Argentina, que en términos prácticos le expropió a la petrolera española Repsol sus acciones en YPF, muestra que la cautela es necesaria en el nuevo mundo.
Ricardo Ávila Pinto
Fuente: http://www.portafolio.co/opinion/prospectiva-la-cautela-es-necesaria

domingo, 18 de octubre de 2015

Michel Godet

Michel Godet 

Nacido el 9 de abril de 1948
Economista francés. 
Profesor en el Conservatoire National des Arts et Métiers, titular de la cátedra de prospectiva estratégica y autor de obras económicas sobre el trabajo o la evolución demográfica.

Biografía

Obtuvo el doctorado en Estadística por la Universidad Paris VI-Sorbonne en 1974 y un doctorado en Ciencias Económicas por la Universidad de Paris I-Sorbonne en 1976 (Tesis: "Crise de la prévision, essor de la prospective").
  • Miembro del Conseil d’Analyse Économique
  • Miembro del Conseil Economique de la Nation
  • Miembro de la Académie des technologies
  • Administrador del groupe Bongrain
  • Administrador de AGIPI
  • Miembro del Comité director del Institut Montaigne
  • Animador del Cercle des Entrepreneurs du Futur (www.laprospective.fr) [1]
  • Fundador del LIPSOR (Lien Innovation, Prospective, Stratégie et Organisation)

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Michel_Godet


sábado, 17 de octubre de 2015

¿Y si pensaramos como orientales?

En el tema organizacional tanto en lo referente al Marketing como cuando hablamos de Prospectiva, la forma de pensar de las organizaciones y de sus equipos de trabajo limita o potencia los resultados a los que se puedan llegar.

Es cuestión de pensamiento...

Para todos es muy conocida la forma en que los orientales perciben sus negocios y su vida... En comunidad; pero no es tan claro para los latinos pensar de esa manera, debido a que no siempre estamos pensando en que la forma de hacer las cosas traiga beneficios mutuos para las partes implicadas. 

Ejemplo: Un empresario oriental que produce memorias USB tiene una capacidad productiva semanal de 5.000 USB, pero llega un cliente y le pide 10.000 unidades con un tiempo de entrega máximo de 7 días; ese empresario oriental muy seguramente recurrirá a otro empresario que se dedique a realizar también USB y se asociará para dar respuesta en el tiempo indicado a su cliente.
Ahora hagamos el análisis desde el punto de vista y desde la forma de pensar de un latino. Aunque sabe que no tiene la capacidad productiva para responder al pedido que le está haciendo el cliente, es muy factible que se comprometa a entregar en la fecha que el cliente pide, además, aunque puede conocer que otra empresa produce el mismo producto no se atreverá a contactarlo para pedirle que respondan conjuntamente a la solicitud que este cliente está haciéndole, es también muy factible que llegue el día en que el plazo se vence y le diga a su cliente: "Para hoy le tengo 5.000 unidades, pero si me da unos días más le entrego las otras 5.000 unidades". 

Esta comparación puede parecer un poco extrema, pero con algunos ajustes y teniendo en cuenta casos particulares nos deja evidenciada una de las grandes diferencias en cuanto a formas de pensar y de percibir tanto los negocios, como la vida en general; casos como este pueden pasar no solo en el mundo de los negocios, sino también en el ámbito profesional y entre grupos de trabajo de una misma organización. Un caso en el que un compañero de la oficina quiere sobresalir más que el otro, desconociendo las capacidades que tiene su compañero y con las cuales le puede enriquecer un proceso específico, es un claro ejemplo de que aún en estos casos sigue ganando el pensamiento individualista.

Todo lo anterior se relaciona con el Marketing y la Prospectiva porque cuando nos sentamos a pensar en el futuro de nuestra organización, y nos damos cuenta que casos como este pueden estar afectando en la obtención del desarrollo con éxito de los planes de la empresa es necesario poner la mente de la organización en "Modo Futuro" y construir el escenario por el cual se va a luchar incansablemente durante los próximos 5, 10 o 20 años, y luego de tener dicho escenario bien definido, el paso siguiente es diseñar las estrategias para lograrlo y dentro de estas estrategias tiene una función muy importante el Marketing.

Y si queremos que el pensamiento de las organizaciones y de los equipos de trabajo cambie, se les debe poner en situación y hacer que sean conscientes de la importancia de generar sinergías tanto internas como externas, para llegar de manera oportuna, exitosa y limpia al cumplimiento de los objetivos organizacionales y personales.


Escrito por: Luis Miguel Zuluaga Aristizabal

lunes, 12 de octubre de 2015

Marketing y Estrategia

Es muy común ver hoy en día organizaciones que dicen tener o realizar acciones de Marketing, incluso mencionar estar ejecutando en su organización alguna estrategia de marketing. Pero es más común darse cuenta de que esas "Estrategias de Marketing" no son más que acciones aisladas y que no están alineadas con la misión y la visión de la organización, es más en muchas ocasiones no son más que activismo reactivos a las acciones de la competencia o incluso a las exigencias del mercado en el cual se mueven.

Una estrategia de Marketing bien diseñada debe contener un trasfondo, y ese trasfondo es finalmente lo que se quiere lograr a largo plazo, y además esta estrategia debe estar alineada con lo que la empresa quiere trasmitir a su mercado objetivo; por qué quiere ser reconocida?, cómo quiere ser recordada?, en qué momento del ciclo de vida de sus clientes quiere estar presente?, y así muchas más otras finalidades que en últimas las brinda el tipo de producto o servicio que estemos vendiendo, el tipo de empresa que seamos o incluso a que nivel de la pirámide nos estamos dirigiendo.

Cuando se realiza la estrategia de Marketing corporativa se debe pensar en que no va a ser solo lo que se realice en dicho momento, sino, por el contrario, buscar que esa estrategia le deje algo a ese cliente o prospecto que estoy impactando, que recuerde a partir de ese momento algo sobre mi marco o mi producto o mi empresa, que le deje un mensaje que le sirva para que siga teniendo a mi empresa en su cabeza, y que yo logre que mi empresa adquiera una imagen generalizada entre mi público objetivo.

Es ahí en donde empezamos a hablar de planes de marketing a largo plazo, 3 años, 4 años, 5 años, dependiendo de lo que busquemos conseguir en nuestro mercado y teniendo en cuenta que durante ese tiempo se va a ir construyendo un mensaje en mi audiencia y que las estrategias, tácticas y  acciones que yo realice para mi empresa en este tiempo, tendrán que responder a este plan, y tendrán que sumar hacia lo que busco obtener al final; "Lograr que mi mercado me tenga presente, me recuerde, me prefiera y le sea difícil irse donde la competencia debido a que yo logré construir un concepto favorable en su mente.

Luego entenderemos cómo la estrategia de Marketing se  habla con la Prospectiva y cómo está importante "Matrimonio" genera cambios impactantes y poderosos la estrategia en general de una organización.

Escrito por: Luis Miguel Zuluaga Aristizabal

Luis Miguel Zuluaga Aristizabal

Luis Miguel Zuluaga Aristizabal
Luis Miguel Zuluaga Aristizabal

My Profile

Mi foto

Profesional en Mercadeo Nacional e Internacional de la Universidad de Manizales y candidato a Magíster en Pensamiento Estratégico y Prospectiva en la Universidad Externado de Colombia. Excelentes relaciones interpersonales, comprometido, con gran capacidad de adaptación, capaz de trabajar en equipo y liderar labores estratégicas con actitud analítica y comunicación asertiva. Con formación para realizar estrategias con miras hacia el futuro de la organización. Manejo de segunda lengua (Inglés) lectura, escritura y conversación.

Como te ha parecido el blog?